Casi la mitad de los españoles no fue al dentista el pasado año

Fecha publicación: 13/05/2021

Los profesionales de la odontología no se cansan de repetir, una y otra vez, lo importante que es acudir de forma regular a una clínica dental. No obstante, los españoles parecen no tomarse muy en serio estas recomendaciones. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el periodo comprendido entre julio de 2019 y julio de 2020 tan solo el 49,1% de los españoles acudió a su dentista. Los datos proceden de la Encuesta Europea de Salud de España (EESE) y, además, muestran que el 1,8% de los ciudadanos españoles mayores de 15 años nunca ha ido al dentista. Por comunidades autónomas, los vascos son quienes se toman más en serio su salud bucodental, puesto que el 58,6% de ellos visito al dentista durante el último año. Por el contrario, los habitantes de Melilla son los que menos (33,7%). Sin duda, unas cifras que se encuentran muy lejos de lo que esperan los profesionales en odontología. No obstante, estos números muestran una ligera mejoría si los comparamos con la última encuentra llevada a cabo de 2014.

En el año 2014, el 51,2% de los españoles no acudió a un chequeo dental durante los últimos doce meses. Además, el 2,7% de las personas encuestadas afirmo que nunca había ido al dentista. Aunque los datos han mejorado, en gran medida por las fuertes campañas de concienciación, las cifras no son buenas. «Es necesario seguir insistiendo en la importancia de acudir a revisiones periódicas al dentista, ya que es el mejor método para detectar a tiempo las patologías orales existentes y, por tanto, se podrán abordar de una manera más fácil. En caso contrario, cuando las anomalías se detectan tarde, precisan de tratamientos más complejos y costosos», explica el Dr. Óscar Castro Reino (Presidente del Consejo General de Dentistas). El estado de los dientes y de la boca es una parte fundamental de nuestro organismo. La salud bucodental y la general están estrechamente relacionadas. Y es que las bacterias presentes en la boca por patologías como la caries llegan a nuestros órganos. Por medio de pequeñas arterias, estas bacterias, son capaces de trasladarse hasta nuestro corazón, pulmones, páncreas y riñones. La presencia de estos gérmenes en los órganos puede provocar cardiopatías, problemas de respiración, enfermedades renales e, incluso, intensificar los efectos de la diabetes. Como se ha expuesto, visitar una clínica dental resulta más importante de lo que imaginamos. De todos modos, y por si todavía quedan dudas, les mostramos cuatro razones más por las que acudir al dentista de forma regular:

1. Ayudarás a tu bebe: como ya se ha indicado, las bacterias de la boca pueden llegar hasta los órganos internos, lo cual también puede provocar complicaciones durante el embarazo. Se conocen numerosos casos de madres que, por tener una salud bucodental deficiente, tuvieron un parto prematuro. Por tanto, resulta vital acudir al dentista durante el embarazo para garantizar que el bebe no nazca de forma prematura. Además, tras el parto, no olvide llevar a su bebe al dentista para prevenir la aparición de caries u otras patologías orales. Recordad que desde los seis meses de edad el bebe ya puede visitar una clínica de odontopediatria.

2. Ayuda a la detección del cáncer oral: al igual que con otras patologías como la caries, la gingivitis o la periodontitis, visitar de manera regular el dentista ayuda a detectar de forma precoz cualquier anomalía relacionada con el cáncer de boca.

3. Soluciona la maloclusión: la maloclusión o desajuste oclusal consiste en una alineación incorrecta de los dientes. Esta anomalía se da porque la mandíbula superior e inferior no son del mismo tamaño. Por tanto, durante la mordida, las piezas superiores no encajan debidamente con las inferiores. La maloclusión puede afectar de forma muy importante al desarrollo normal de la vida de una persona. Los desajustes en la alineación de los dientes provocan fuertes dolores de mandíbula y de oído, cefaleas incapacitantes, molestias en las cervicales y problemas a la hora de masticar. En estos casos, el profesional nos ayudará a corregir estos desajustes que tanto nos impiden llevar una vida normal.

4. El dentista puede ayudarnos a dejar de fumar: todos conocemos las consecuencias que el fumar tiene para nuestra salud en general. Sin embargo, muchos ignoran que el tabaco también conlleva importantes problemas para la salud bucodental. El humo del tabaco y, el propio acto de fumar, provoca que los dientes se vuelvan de color amarillo. Además, al fumar también aparecen manchas de color negro en las piezas dentales y lesiones en la cavidad oral. Probablemente, cuando tu dentista te alerte sobre alguna de estas anomalías por estar fumando, decidas dejarlo de una vez por todas.

Definitivamente, visitar de manera recular la clínica de un dentista te ayudará a prevenir problemas dentales como, por ejemplo, la caries, la periodontitis, la gingivitis, las enfermedades de las encías y el bruxismo. Acude ahora a nuestra clínica Praxis Dental en Toledo para hacerte un chequeo dental. ¡Ahorrarás un 10% en tus tratamientos con nuestra tarjeta familiar!

ORTODONCIA ONLINE

Complete nuestro formulario de ortodoncia online

EMPEZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información imagen cerrar