A partir de los seis meses, tu hijo debe ir al dentista

Fecha publicación: 18/02/2021

Muchos padres evitan acudir a nuestra consulta con sus hijos porque piensan cosas como: "¿para qué?, si mi hijo todavía tiene dientes de leche, dientes que tarde o temprano se le van a caer". Pues bien, este es uno de los mayores errores que se pueden cometer a la hora de cuidar de la salud bucodental de los más pequeños. Y es que años de experiencia e investigación han demostrado que los bebes deben visitar la consulta de un odontopediatra a partir de los seis meses de vida. La Odontopediatría es una rama dentro de la odontología que se especializa en el cuidado e higiene de los dientes y de la boca de los niños. La prevención y el cuidado bucodental desde edades tempranas es el mejor método para evitar posteriores enfermedades como la caries o malformaciones en la cavidad oral. El odontopediatra es el profesional indicado para llevar a cabo este tipo de seguimientos.

La importancia de los dientes de leche

Contrario a lo que muchos padres se imaginan, sus hijos lucirán una sonrisa bonita en la edad adulta en función del estado en el que se encuentren sus dientes de leche durante la niñez. La primera dentición es fundamental para masticar bien los alimentos y, por tanto, para que el niño se alimente correctamente. Como todos sabemos, una buena alimentación es sinónimo de un desarrollo óseo adecuado. En este punto, debemos incluir, por supuesto, la estructura ósea de la cavidad bucal. Además, los dientes de leche también ayudan a conservar el espacio necesario para la posterior erupción de los definitivos. Por otro lado, cuando los dientes de leche se caen sus raíces son reabsorbidas por el organismo, raíces que usara para terminar de mineralizar los dientes definitivos. Del mismo modo, conservar todos los dientes es primordial a la hora de aprender a hablar correctamente. ¿Habéis probado a pronunciar palabras como la F o la T sin usar los dientes? Por último, si no cuidamos de los dientes de leche de nuestros hijos es muy probable que con el tiempo aparezcan enfermedades como la caries, la gingivitis o el bruxismo. Todas estas afecciones bucodentales provocarán mucho dolor, inflamación e infecciones en la boca del niño. En definitiva, resulta fundamental cuidar los dientes de leche de los más pequeños de la casa

¿Cómo cuidar bien los dientes y encías de los niños?

Antes de nada, recordar que la mejor manera de prevenir este tipo de enfermedades en los dientes de leche se consigue a través de la prevención. Un cuidado y diagnóstico que solo puede ser llevado a cabo en clínicas como Praxis Dental. Aquí encontraréis un odontopediatra con muchos años de experiencia en este campo. Ahora sí, veamos cuáles son las tres principales pautas a seguir, para cuidar de la salud bucodental de los más pequeños.

1. Mantener una buena higiene: ya sea por cansancio, ya sea por dejadez, los niños suelen saltarse la limpieza de sus dientes después de comer. Cuando no se eliminan los restos de comida de la boca las bacterias pueden "campar a sus anchas", y comienzan a destruir los dientes. Este proceso dará como resultado a la aparición de las temidas caries.

2. Evitar el azúcar: las golosinas, las chucherías, los helados o los dulces contienen grandes cantidades de azúcar. El azúcar daña el esmalte de los dientes y, por ente, favorece la aparición de la caries.

3. Usar flúor: el flúor es un elemento que evita que aparezcan caries. Por un lado, aumenta la resistencia del esmalte de los dientes. Por otra parte, reduce las bacterias de la cavidad bucal evitando el sarro. Por último, remineraliza el esmalte. Aunque se recomienda el uso de este producto durante toda la vida resulta más eficaz durante la niñez. Esto se deben a que en esta etapa los dientes de leche están en proceso de formación. Vuestros hijos pueden tomar flúor a través de agua mineral o de pastas dentífricas.

Principales ventajas de acudir a un odontopediatra

1. Mejor trato con el paciente: clínicas como Praxis Dental cuentan con especialistas en odontología, pero también en el trato con niños. En este tipo de consultas los profesionales saben como ganarse la confianza de los niños, de modo que estos cooperen en el tratamiento. El odontopediatra sabe como interactuar con ellos, por lo que los niños se siente más relajados y sin miedos a visitar la clínica.

2. Métodos más efectivos: el odontopediatra es capaz de enseñar, de una forma mucho menos aburrida, a los niños como cuidar de su salud bucodental. Por medio de trucos y juegos, este profesional, conseguirá que el niño aprenda a cepillarse y a enjuagarse correctamente, sin la supervisión de un adulto. Por supuesto, también se encargan de aconsejar el tipo de cepillo o la pasta de dientes idónea según el paciente.

3. Prevención: de nuevo, la mejor manera de evitar enfermedades en los dientes y en boca de los niños se consigue mediante la visita regular a una inclina dental. Concretamente, aquellas especializadas en odontopediatría como es el caso de Praxis Dental. Nuestros especialistas vigilaran el crecimiento de la boca de su hijo, reparar dientes dañados por golpes, recomendaran tratamientos como la ortodoncia en caso necesario...

Ya no tenéis escusas para no llevar a vuestros hijos a la clínica de un odontopediatra . Además, si deciden acudir a Praxis Dental podrán disfrutar de las ventajas de nuestra TARJETA FAMILIAR. Gracias a esta tarjeta Praxis Dental hace un descuento del 10% a sus pacientes en nuevos tratamientos, un diagnóstico gratuito, revisiones anuales gratuitas y acceso a financiación en vuestros tratamientos.

ORTODONCIA ONLINE

Complete nuestro formulario de ortodoncia online

EMPEZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información imagen cerrar